Ciclo de crecimiento de las pestañas

Las pestañas, como el resto del pelo del cuerpo tienen una renovación cíclica, el tiempo de renovación depende de la zona corporal. El pelo esta insertado en el folículo donde tiene irrigación sanguínea y nerviosa y gracias a ello nace y crece. El vello que crece al borde de los párpados tiene como función proteger el ojo de polvo, partículas extrañas y luz excesiva, aunque desde hace mucho es un importante signo de belleza. El pelo de la pestaña tiene un ciclo de vida aproximado de 90 días y cada una de nuestras pestañas se encuentra en un punto de esa fase. El tiempo de crecimiento de nuestras pestañas depende de las dietas, el estilo de vida, la edad, la genética, el estado hormonal, el quitar todo el rímel al final del día, ya que las endurece y puede hacer que se partan o dañen. El Ciclo de vida de las pestañas se compone de tres fases:  Anágena o fase de nacimiento del pelo: en esta fase el pelo comienza a crecer gracias a que hay un fuerte riego sanguíneo.  Catágena o fase de involución: una vez que el pelo llega a su máxima longitud se mantiene durante más tiempo hasta su caída.  Telógena o fase de caída: el pelo desprende la irrigación sanguínea y nerviosa y comienza a desprenderse.

Mantenimiento de pestañas con Dabalash

Cuando alcanzas el largo deseado de tus pestañas, es muy importante continuar la aplicación del producto pero con una regularidad menor, es decir de 2 a 3 veces por semana, con el fin de mantener los folículos estimulados y así lograr conservarlas gruesas largas y abundantes, de no ser así, estas volverían a su estado normal. Muchas personas han preguntado si es necesario dejar descansar las pestañas del producto, y la respuesta es NO, por el contrario, hay que continuar aplicando el Dabalash para que estas se puedan conservar largas y tupidas y al comenzar un nuevo ciclo, las que esten en camino nazcan fortalecidas.